Escuela UPA

Amatitlán

Las manualidades trabajan la espontaneidad y el pensamiento abstracto de los niños

  • Home
  • Noticias
  • Las manualidades trabajan la espontaneidad y el pensamiento abstracto de los niños
CVN-marionetas-de-dedo-F2

Entre el trabajo manual que los pequeños pueden realizar están la plastilina, la arcilla, el origami, el foami, el porcelanicrom, la pintura, el papel maché y el material reciclable.


“El arte es importante para los niños porque les permite hacer elecciones y resolver problemas, lo cual les facilita expresarse mejor. También los ayuda a aprender destrezas sociales y de comunicación. Además, es la herramienta perfecta para compartir ideas y aprender nuevas maneras de hacer cosas para otros”, señala Piedad Vallejo Muñoz, directora académica de talleres de expresión de Kids Town.

Las artes manuales, por ejemplo, favorecen el pensamiento abstracto. “Los pequeños, al ver abstracciones creadas por color, líneas y uso del espacio, adquieren el sentido para resolver problemas espaciales y otros que encontrarán en el lenguaje y las matemáticas”, señala la pedagoga.

Con el arte, los pequeños tienen la posibilidad de expresar lo que sienten y desarrollan; por ejemplo, el sentido del tacto, al palpar diferentes texturas.

“Las manualidades también los preparan para la escritura o la preescritura, favorece su creatividad, la noción de compartir, el sentido del ahorro y el respeto por el compañero que está al lado”, explica Martha Arango, coordinadora de la sala infantil de la biblioteca pública Parque El Tunal.

CVN-manualidades2Actividades. Es clave que la actividad que desarrolle el niño sea de su agrado, para que le saque el mayor provecho. Las actividades manuales se pueden trabajar diariamente.

Pintura (óleo, madera, vinilo, entre otras). Favorece el desarrollo de la motricidad fina, la imaginación –cuando el niño realiza creaciones innovadoras– y la visión espacial. En los primeros años de vida  (de 1 a 4 años), explica la directora académica Piedad Vallejo, se recomienda trabajar en espacios gráficos amplios (papel kraft pegado en la pared o en el piso) con la mano o pincel grueso, moviendo el hombro y el codo antes que la muñeca y los dedos. De los 4 años en adelante, el trabajo puede ser en hoja tamaño oficio o carta o sobre el material que se quiera decorar (madera, lienzo).

Plastilina, arcilla, porcelanicrom. Moldear estos materiales involucra aspectos como la capacidad de concentración y fijarse metas a corto y a largo plazo. Los niños aprenden más fácilmente y esta actividad los tranquiliza en momentos de mucho estrés o que les exige estar alertas. La imaginación es la mejor aliada para darle formas infinitas a estos materiales en el momento de manipularlos.

“Otra de las ventajas que ofrece el modelado es que permite desarrollar la motricidad fina, pues al trabajar constantemente con las manos y los dedos, estos se ejercitan y luego, cuando llegue el momento de iniciar los procesos de lectoescritura, los niños van a tener mayor facilidad para manejar los lápices, hacer los trazos de las letras y concentrarse”, explica Vallejo.

Tomado de http://www.abcdelbebe.com/las-manualidades-trabajan-la-espontaneidad-y-el-pensamiento-abstracto-de-los-ninos